¡Prueba nuestra solución gratis durante 15 días! (sin compromiso) Prueba Gratis
Oxatis FranceActinic UKXopie Espagne
N°1 en soluciones e-commerce en Europa
Tu cesta 0 0,00 €
Blog ecommerce
Buscar   Regreso a las entradas

Cuestiones legales sobre las felicitaciones navideñas

Cuestiones legales sobre las felicitaciones navideñas

En estos días recibimos constantes felicitaciones navideñas por medio de nuestros correos electrónicos, que ya definitivamente han ganado la batalla sobre las más tradicionales físicas, más entrañables y personalizadas, pero mucho más costosas desde luego.La cuestión es, ¿tiene alguna implicación jurídica este tipo de envíos?.

Para dar respuesta a la anterior,primero tendremos que determinar si este tipo de felicitaciones se encuadran en el tipo de comunicaciones comerciales, ofertas o concursos, reguladas en la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico (Ley 34/2002, de 11 de julio). En este punto tendremos que distinguir si la felicitación navideña es eso, una pura felicitación, o bien es un vehículo comercial para hacer cualquier tipo de ofrecimiento. En el primer caso parece claro que no se trata de una comunicación encuadrable en el tipo de comercial, más bien en la cortesía o uso social. Sin embargo, en el segundo, claramente esa felicitación se enmarca en lo que quiere regular la normativa como comercial.

Si nuestra felicitación navideña entra en lo que la norma determina como comercial, ¿qué requisitos debemos cumplir?. Lo primero sería identificar como comercial la felicitación – lo que la desmerece mucho por otra parte -, incluyendo en el comienzo del mensaje la palabra "publicidad”. No solo debemos identificar la tipología de mensaje, sino que también debe ser claramente identificable quien la realiza, algo del todo lógico si deseamos que el destinatario se dé por felicitado. Hay que decir, que esta regulación fue modificada en abril de 2012, endureciendo su régimen y determinando expresamente, la prohibición de las comunicaciones comerciales en las que se disimule u oculte  la identidad del remitente por cuenta de quien se efectúa la comunicación, prohibición que se hace extensible a la inobservancia de todo lo comentado. Existe una sanción establecida para el caso, que se considerará infracción leve y sancionable con hasta 30.000 euros.

¿Qué más tendremos que tener en cuenta?. Por supuesto que contemos con un permiso previo del destinatario para usar su correo electrónico con el fin de realizar comunicaciones de contenido comercial. Esto es así salvo en los casos que nos dirijamos exclusivamente a los que previamente son nuestros clientes, siendo por tanto esa relación previa la habilitación para poder cursar la "felicitación comercial”. Otra importante condición a cumplir será la necesidad de incluir una dirección válida de correo electrónico, para que el destinatario pueda libremente, de forma gratuita y sencilla oponerse a recibir cualquier comunicación comercial. El régimen sancionador de estas obligaciones, puede llegar a considerar su inobservancia como una infracción grave, cuya sanción puede situarse en la horquilla de los 30.001 a los 150.000 euros.

Otra situación a tener en cuenta es el hecho de las felicitaciones "con copia – cc”, en las cuales podamos encontrar no solo nuestra dirección de correo, sino la de otros múltiples destinatarios, aunque todos puedan ser conocidos, práctica que conculca la normativa de protección de datos personales al hacer una pública comunicación de las direcciones incluidas; esta mala práctica puede acarrear una sanción a partir de 900 euros.

Por cierto, aprovechando la ocasión, ¡Felices Navidades a todos!


Escrito el  24 Dic 2013 9:59 en Legal  -  Enlace permanente

Comentarios

Ningún comentario.

Escribe un comentario

Los comentarios son moderados, serán publicados luego de ser aprobados por el autor.
El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web