¡Prueba nuestra solución gratis durante 15 días! (sin compromiso) Prueba Gratis
Síguenos
Linkedin XopieFacebook XopieTwitter XopieGoogle Plus XopieYouTube Xopie
Suscríbete a nuestra newsletter e-commerce
Enviar
He leído y acepto la política de privacidad
Contáctanos
93 242 50 06
Guías Gratis
Descargar
Oxatis FranceActinic UKXopie Espagne
N°1 en soluciones e-commerce en Europa
Tu cesta 0 0,00 €
Blog ecommerce
Buscar   Regreso a las entradas

¿Podemos incrementar el PVP si el cliente usa PayPal?

¿Podemos obligar a nuestros clientes que sufraguen los gastos que nos originan los medios de pago en nuestra tienda de comercio electrónico? Son cuestiones, que algunos responsables de tiendas de comercio electrónico pueden fácilmente plantearse, tanto desde la vertiente estrictamente comercial, viendo y comparándose con lo que hace la competencia y desde la vertiente jurídica, al amparo de la normativa de consumo y los cambios, todos ellos focalizados en la venta a través de Internet, que en estos momento están se cocinando en el Parlamento y que ya la UE, reguló hace un par de años.

La tarjeta de crédito y las empresas de servicios financieros que nos proporcionan medios de pago, como son PayPal, Moneybookers y similares, nos cobran por su uso en cada una de las transacciones que realizan a través de nuestra Web. El coste que aplican, en muchos casos no es nada despreciable y pagamos en cada transacción la facilidad de uso e implantación que facilitan. Parece razonable pensar si podemos o no trasladar ese coste a nuestro cliente. Por ejemplo, todas las compañías aéreas a la hora de obtener el billete electrónico, trasladan al pasajero señalado coste. ¿Os parece razonable?, dejo la respuesta a vuestra consideración.

Vamos al plano normativo: la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, habla  respecto a la información del precio, pero no concreta ningún tipo de regulación por el concepto de uso de tarjeta de crédito u otros medios de pago que supongan un coste al empresario. La cuestión ha venido a ser regulada posteriormente por la Ley de Medios de Pago. Esta  nueva normativa, que transpone una directiva europea, declara nula toda cláusula que impida al empresario exigir el pago de un recargo adicional, o de otro modo, ofrecer una reducción por la utilización de un instrumento de pago distinto a la tarjeta de crédito. En la práctica, esto  supone que el vendedor puede cobrar suplementos o, en sentido  contrario, aplicar descuentos por utilizar un determinado medio de pago, una práctica que tradicionalmente venían impidiendo los contratos entre emisores de tarjetas y las tiendas, no así PayPal.

Pero, cuidado, la regulación dada por la Ley de Medios de Pago esto va a ser en breve plazo matizada, cuando el Anteproyecto de la nueva Ley para la Defensa de los consumidores vea la luz. Esta nueva normativa, trasladará al ordenamiento español la Directiva europea 2011/83, que jurídicamente será invocable en unos días, por superar desde su promulgación los plazos exigidos para su incorporación al derecho interno del Estado. Los matices vienen por la exigencia de información que impone y su preocupación por eliminar los "costes ocultos” o costes sorpresa una vez tramitado el pedido, así la futura normativa obligará a los operadores de comercio electrónico, primero a informar con carácter previo a la formalización de la venta de todos los coste posibles, incluidos el coste del transporte y el coste de uso de medio de pago. Luego, la trasladación por parte del empresario al consumidor del coste por el uso de un medio de pago u otro, no podrá exceder, en ningún caso – tarjeta de crédito, débito, Paypal … – del coste que asuma en la transacción con la entidad proveedora.


Escrito el  30 Sep 2013 11:17  -  Enlace permanente

Comentarios

Ningún comentario.

Escribe un comentario

El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web