¡Prueba nuestra solución gratis durante 15 días! (sin compromiso) Prueba Gratis
Oxatis FranceActinic UKXopie Espagne
N°1 en soluciones e-commerce en Europa
Tu cesta 0 0,00 €
Blog ecommerce
Buscar   Regreso a las entradas

Las garantías en la venta online de bienes de consumo

Las garantías en la venta online de bienes de consumo

Las garantías de venta son comunes tanto al comercio electrónico como al comercio tradicional, y en este sentido, la normativa de consumo nos señala que un bien es conforme al contrato cuando reúne los requisitos siguientes:


- Se ajusta a la descripción realizada por el vendedor (atención a las imágenes de nuestra tienda on-line, de nuestros productos, forman parte de la descripción).

- Es apto para los usos a que ordinariamente se destinan los bienes del mismo tipo o para aquellos usos específicos a los que pretenda destinarlo el consumidor, siempre que lo haya puesto en conocimiento del vendedor en el momento de la compra

- Presenta la calidad y prestaciones habituales de un bien del mismo tipo que el consumidor pueda fundadamente esperar.

A partir de aquí, podemos ir conociendo cuáles son las garantías o responsabilidades que el vendedor asume frente al consumidor:

- El vendedor responderá frente al consumidor de cualquier falta de conformidad que exista en el momento de la entrega del bien o se ponga de manifiesto  en los dos años siguientes a esta.

- En los bienes de segunda mano se podrá pactar un plazo inferior que, en ningún caso, será menor a un año; pero ¡atención! si no se indica nada, será de dos años, de igual forma que los bienes nuevos.

Dentro de este periodo de dos años hemos de distinguir dos espacios temporales:

- cualquier falta de conformidad que se manifieste en los seis primeros meses desde la entrega del bien, se presume que ya existía en el momento en que se entregó.

- Esta presunción desaparece en los dieciocho meses restantes del periodo de garantía, por lo que, en caso de discrepancia, deberá acreditarse la falta de conformidad alegada por el consumidor.

Este régimen de garantías afecta a todos los bienes muebles destinados al consumo privado, esto es, a todos los productos de uso y consumo ordinario – salvo el agua y el gas no envasados y la electricidad .

La garantía obligatoria de dos años para todos los productos nuevos, no es óbice para que el propio vendedor prorrogue voluntariamente este período u ofrezca otras garantías suplementarias a sus clientes a través de un documento complementario de garantía comercial.

En todo caso, el consumidor para hacer valer los derechos que otorga la garantía obligatoria es necesario que conserve  el comprobante de compra – obligación esta más propia del comercio tradicional ya que en el electrónico tenemos la trazabilidad de la venta y la entrega del pedido.

Si en ejecución de la garantía, el consumidor elige la devolución del importe pagado, se tendrá que reintegrar de forma efectiva y se deberá realizar con el mismo medio utilizado en la compra, sin cargos adicionales y sin reembolsarlo en forma de vales para realizar otra compra en el mismo establecimiento u otro vinculado al vendedor, siempre a salvo de que esta forma de abono sea solicitada por el consumidor.

El comerciante tradicional sólo está obligado a cambiar los artículos vendidos en los casos estipulados, el comerciante electrónico además viene obligado por el ejercicio del derecho de desistimiento. Por tanto, será la política comercial la que marque posibles devoluciones o canjes  por problemas de tallas, colores u otras circunstancias parecida, y cómo se efectuaría la compensación: con el cambio por otro producto, con la devolución del dinero, con la emisión de vales…

LA GARANTÍA EN REBAJAS

Ya hemos comentado que los productos que se pongan a la venta en temporada de rebajas deben ser los mismos que estaban antes de iniciarse ésta, durante un plazo previo de un mes como mínimo y a precio normal, sin ofertas, además en la etiqueta tienen que figurar tanto el precio anterior como el rebajado o bien el porcentaje de rebaja que se ofrezca.

Las rebajas no pueden suponer ninguna merma en la calidad de los artículos ni tampoco en los derechos de los consumidores. Si el artículo tiene algún defecto, no responde a las características y calidad anunciadas, no ofrece la utilidad que ordinariamente ofrecen los bienes del mismo tipo o no es apto para el uso requerido por el consumidor y admitido por el comerciante, éste está obligado alternativamente:

- la reparación del bien a su cargo,
- a su sustitución por otro idéntico sin taras,
- a la rebaja del precio o, en su caso,
- la resolución del contrato con devolución integra del importe de la compra.


Escrito el  5 Ago 2014 10:12 en Legal  -  Enlace permanente

Comentarios

Ningún comentario.

Escribe un comentario

El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web