¡Prueba nuestra solución gratis durante 15 días! (sin compromiso) Prueba Gratis
Oxatis FranceActinic UKXopie Espagne
N°1 en soluciones e-commerce en Europa
Tu cesta 0 0,00 €
Blog ecommerce
Buscar   Regreso a las entradas

El comercio electrónico a través de sociedad: el Autónomo Societario

El comercio electrónico a través de sociedad: el Autónomo Societario

Si iniciamos por primera vez un negocio a través de una sociedad, la normativa de seguridad social exige que, al menos uno de los socios que constituyan una sociedad mercantil, deba cursar alta en el régimen especial de trabajadores autónomos. De esta obligación nace una "especie” de autónomo al que se le aplican unas condiciones algo distintas que al común de los autónomos que organizan su  actividad de forma individual, los empresarios individuales bajo el prisma de la normativa mercantil y fiscal.

Qué es el llamado autónomo societario?: en esta figura se encuadran aquellos que ejerzan funciones de dirección y gerencia que impliquen el desempeño del cargo de consejero o administrador de una sociedad,  o bien, que presten  servicios de forma habitual para una sociedad capitalista, cobrando por ello, siempre y cuando posean un control efectivo de la misma, ya sea de forma directa o indirecta. A los efectos, se considera que se produce un control  efectivo cuando se tenga un 25% o por encima de participación en el capital societario, o que, aunque no tengamos participación en ese capital social, convivamos con un socio que tenga un porcentaje igual o superior al 50% del mismo. También se considerará autónomo societario a aquel socio que trabajando en la empresa, sin ostentar funciones de dirección y gerencia posea una participación societaria igual o superior al 33%.

Por lo tanto, cualquier negocio, cualquier tienda de comercio electrónico, por humilde que sea constituido como sociedad a partes iguales con tres o menos socios, todos ellos tendrán que estar dados de alta como autónomos y se les considerara societarios.

Qué implica ser autónomo societario? Pues implica una gran paradoja, pese a los reiterados anuncios y difusión del apoyo al empresario y/o emprendedor, la proclama por la competitividad de las empresas y con la Ley de Emprendedores en funcionamiento, nos encontramos que para este ejercicio 2014 el ser autónomo societario está más gravado que ser autónomo a secas, ya que su base mínima de cotización se ha equiparado con la base mínima de los trabajadores encuadrados en el Régimen General, 1.050,51 €/mes, frente a los 875,70 €/mes del autónomo corriente. Mencionar que de esta situación quedan exento durante los primero doce meses las nuevas altas.

Además del mayor coste que supone la condición de autónomo societario y la zancadilla que supone a la competitividad de la pequeña empresa, si nos fijamos en la Ley de Emprendedores y los beneficios en forma de disminución de cuotas de cotización a lo largo de los primero diez y ocho meses de alta en el RETA – en tramos de seis en seis meses – estas ventajas tampoco son de aplicación al autónomo societario, así pues, la tarifa plana de 50 euros durante los  primeros meses de cotización para la cuota de nuevos autónomos no es de aplicación.

Entendemos, que dada esta situación y las ventajas en cuanto a limitación de responsabilidades patrimoniales que la Ley de Emprendedores contempla para el empresario individual, es muy de considerar iniciar una actividad de comercio electrónico bajo esta forma en detrimento de la societaria.


Escrito el  17 Mar 2014 12:24 en Legal  -  Enlace permanente

Comentarios

Ningún comentario.

Escribe un comentario

El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web